Posted by : GuisBell jueves, 27 de noviembre de 2014



AUTORA: Nicole Jordan

SINOPSIS:
Rayne Kenyon, Conde de Haviland, peligrosamente sexy y antiguo espía, no tiene el menor interés en el amor. Simplemente desea un heredero que continúe con su título y, por consiguiente, debe tener una esposa.
Rayne sorprende a todos con su elección de novia al decantarse por la sencilla hija solterona de un compañero espía que una vez le salvó la vida. Pero la temperamental e ingeniosa Madeline Ellis resulta ser mucho más de lo que Raine imaginaba.
Aturdida por los ardientes besos de Rayne, Madeline sabe que al fin ha encontrado el amor… con un hombre decidido a evitarlo. Una vez casados, la joven opta por tomar las riendas de su destino. Quizá, solo quizá, pueda avivar las llamas del corazón de su marido convirtiéndose en una deslumbrante tentadora.
Con un poco de ayuda de las hermanas Loring, la reciente e ingenua esposa del Conde se transforma en una bella y osada seductora en el lecho conyugal. Pero ¿Quién iba a imaginar que un simple matrimonio de conveniencia podría verse de pronto inundado por el peligro, el deseo y un inesperado amor?

SERIE LA GUERRA DEL CORTEJO
5.- Conquistar a un Canalla

FRAGMENTO DEL LIBRO:
—Discúlpeme —balbuceó ella con voz agitada y sin aliento—. No... me había dado cuenta de que este salón estaba ocupado.
Él relajó un tanto la presión, aunque mantuvo un brazo rodeándole la cintura mientras examinaba la pistola. Al ver que ella miraba anhelante el arma, Rayne agitó la cabeza y bajó la pistola a un costado.

—Yo guardaré esto, si no le importa.

—No la hubiera usado contra usted.

— ¿Por qué la llevaba, entonces?
Ella se puso en tensión al oír pasos por el pasillo.

—Por favor, no me descubra —susurró de forma apremiante, mirando por encima del hombro hacia la puerta, estaba claramente preocupada por quienquiera que se encontrase en el pasillo. —Confío en que me perdonará si le pido que me bese —añadió ella de repente, volviéndose hacia él.
Acto seguido, le rodeó el cuello con los brazos, alzó el rostro y le cubrió la boca con la suya. Durante los doce años que Rayne había trabajado para la corona, raras veces había sido cogido tan desprevenido. Pero la presión de sus henchidos labios contra los de él constituyó una profunda sorpresa que difundió rápidamente por su cuerpo una sacudida de puro placer.
La boca femenina era cálida y voluptuosa, como asimismo su cuerpo, por lo que una vez más él reaccionó siguiendo su puro instinto: le devolvió el beso con involuntario apetito. Su sabor era vivamente excitante e inesperadamente dulce. Sin pensarlo, Rayne incrementó el placer separándole los labios con su agresiva lengua.
Al principio, ella se envaró a modo de respuesta, como si la sorprendiera la novedad de su acción. Sin embargo, se abrió a su exploración, tal vez porque estaba demasiado impresionada para obrar de otro modo. Rayne podía haber seguido besándola durante más tiempo de no haber sido por la brusca voz masculina que se interpuso en aquel íntimo momento.

— ¿Qué diablos significa esto?
Muy a su pesar, la mujer que tenía en sus brazos sufrió un sobresalto y apartó la boca. Estaba sonrojada y temblando cuando se volvió para enfrentarse al recién llegado, pero, dadas las circunstancias, su aplomo fue admirable cuando dijo fríamente:

— ¿Qué le trae por aquí, Lord Ackerby?
Evidentemente conocía al caballero alto y de cabellos castaño rojizo que la atravesaba con una intensa mirada.

—Usted, desde luego, Madeline. Me enteré de que se había marchado de Chelmsford en busca de empleo, por lo que pensé en trasladarla a Londres yo mismo.

—Es muy amable por su parte, mi Lord, pero no necesito su ayuda.

—Desde luego que sí. Actualmente carece de ingresos y de medio de transporte.
Ella alzó la barbilla en un ligero ángulo a modo de desafío.

—Puedo arreglármelas yo sola. Y, como verá, en estos momentos estoy ocupada. Pienso que incluso usted comprenderá que resulta descortés interrumpir una cita.
El noble pareció quedarse atónito, y luego entornó los ojos con escepticismo.

— ¿Pretende hacerme creer que ha venido aquí para encontrarse con su amante?

—Puede creerse lo que guste, mi Lord —replicó ella con suavidad.
Rayne tardó poco tiempo en comprender que ella pretendía fingir que tenía un amorío con él con el fin de frustrar a su perseguidor. Decidido a seguir adelante con la farsa, por el momento, e interpretar el papel de amante, le estrechó con el brazo la cintura de modo posesivo y la atrajo hacia sí.

— ¿Es usted Ackerby? Debería tener en cuenta la voluntad de la dama. Ella no desea en absoluto su compañía.
Al noble se le ensombreció el rostro y desvió la mirada hacia Rayne.

— ¿Quién diablos es usted?

—Soy Haviland.

— ¿El Conde de Haviland? —preguntó el hombre, al parecer reconociéndolo.

—Sí.

El ilustre título de Rayne hizo detenerse a Ackerby. Evidentemente, una cosa era perseguir a una indefensa mujer sin empleo y otra muy distinta desafiar a un acaudalado Conde que claramente cuidaría de sí mismo y también de ella.

—Usted no tiene por qué entrometerse, señor —replicó Ackerby por fin.

—Pues sí lo hace —repuso Madeline con suavidad—. Es usted quien no tiene ninguna potestad sobre mí, mi Lord.
El tono de Ackerby se volvió conciliatorio.

—He recorrido una larga distancia por usted, Madeline. Me preocupa su bienestar.

— ¿De verdad? —su tono se había vuelto seco—. Me cuesta creer que mi bienestar sea su principal motivo para seguirme. Pero ya le he dicho muchas veces que no estoy interesada en su propuesta. Tal vez ahora comprenda usted la razón. Ya cuento con un protector.
Rayne observó que ella sabía defenderse; sin embargo, consideró que había llegado el momento de intervenir.

—Le sugiero que se despida antes de que me vea obligado a ayudarle, Ackerby.
Estaba claro que el noble no se podía creer que estuvieran despidiéndole, y se sentía furioso. Fijó su mirada en Rayne y luego en la mujer.

—Volverá a saber algo de mí —le advirtió Ackerby a Madeline antes de girar sobre sus talones y salir con paso airado.
Ella había estado conteniendo el aliento, pero al cabo de un largo rato se estremeció, aliviada.

—Gracias por no descubrirme —murmuró, volviendo la cabeza para mirar a Rayne—. Desde luego que no me proponía molestarle.
COMENTARIO:
Quinto libro de la Serie La Guerra del Cortejo.
Rayne fue traicionado en el pasado y por eso teme ser engañado otra vez si decide casarse y enamorase de su esposa. Por esto decide casarse pero solo por conveniencia, pero no contaba con que su esposa Madeline provocara en él sentimientos profundos que lo llevaran a alejarse de ella para no poder sufrir nuevamente, pero esto provoca que Madeleine tome la decisión de romper su matrimonio y dejarlo en libertad.
Rayne debe decidir si quiere obtener su libertad o arriesgarse y ser feliz con Madeline.
Madeline una mujer vivaz, llega a conocer a Rayne el amigo de su padre de quien tanto él le ha hablado y del cual se enamora sin darse cuenta, desde el momento en que la salva de un libertino, es por esto que decide casarse con él, pero no pierde las esperanzas de que pueda enamorarlo y así lograr ser completamente feliz en su matrimonio, pero todos sus esfuerzos han sido en vano es por eso que decide dejarlo libre, porque desea que sea feliz, y piensa que tal vez ella, no sea la mujer que pueda ganarse su amor.
GuisBell.

Leave a Reply

|

COMPARTE

SEGUIDORES

HOLA

Bienvenido al Mundo de GuisBell, aquí podrás encontrar sinopsis, frases, comentarios y fragmentos de los libros que estoyleyendo así como un poco de algunos doramas, animes y películas, aunque ame más leer y es a lo que le dedico más tiempo.

Mi autora favorita es Lynsay Sands, ella abrió un mundo nuevo en mi vida, me lleno de felicidad con cada uno de sus libros, me hizo reír, llorar, enojar, amar... y mucho más, claro que los que amamos leer conocemos esos sentimientos que produce el leer.

Si amas a los libros, doramas, animes o películas igual que yo, pues este espacio es nuestro punto de encuentro, no dudes preguntar por cualquier duda que tengas sobre el blog.

Espero que te unas al blog y comentes mis publicaciones,

GuisBell.

LIBROS

2017 Reading Challenge

GuisBell has read 1 book toward her goal of 400 books.
hide

MI MÚSICA

ENTRADA DESTACADA

EL DIABLO IRLANDÉS

VISITAS


Con la tecnología de Blogger.

Copyright © EL MUNDO DE GUISBELL -Scribd- En Goodreads -Creada por GuisBell